Presentación

Hasta ahora me habia dedicado a escribir sobre los conciertos a los que acudia. Alguna vez he sentido la necesidad de escribir, casi siempre sobre música, pero sin hacer referencia a ningun concierto, sino simplemente sobre lo que pienso o siento respecto a algunos temas y hoy me he dado cuenta de que lo que tenia que hacer era crear un nuevo blog para estas cuestiones.
Aqui iré dejando caer mis reflexiones, mas o menos serias - intentare que sean poco serias - sobre cualquier tema del que se me ocurra escribir, sea musical o no.

miércoles, 15 de octubre de 2014

La música en un lugar llamado televisión

Sobre "Un lugar llamado mundo" y los programas musicales en esta televisión nuestra de cada dia


Que la música no es prioritaria para los que nos gobiernan, eso ya lo sabemos todos Posiblemente porque saben que la música une, y no les interesa. El político de todo signo vive del conflicto, y no le interesan actividades que unan a las personas, sino que las enfrenten. Ya se sabe que a río revuelto, ganancia de diligentes. Por eso fomentan mas el fútbol que la música. Estoy totalmente convencido, aunque suene a conspiración paranoica. Prueba de ellos, y sobre todo últimamente, con la excusa de la crisis, están intentando cargarse la música del todo, haciéndola desaparecer de los programas educativos, retirando ayudas a las escuelas de música, poniendo trabas y cerrando locales con actuaciones en directo, y un largo etcétera. No quiero seguir porque me entra la tristeza y me da la llantina.
Un lugar llamado mundo, con Javier Limon
entrevistando a Raimundo Amador

Pero donde suele notarse bastante el poco respeto por la música y sus "ejecutores" (a veces, a los músicos se nos llama así...cual sicarios de la mafia) es en nuestra santa televisión.
Ahí el panorama suele ser desolador. Para un músico, pero ante todo melómano y aficionado - palabra muy andaluza, quizás algo denostada, pero muy bonita - como yo hay una necesidad de consumir música casi constante, y eso nos lleva en ocasiones a "degustar" - y lo entrecomillo adrede - ciertos platos que si no fuese por esa sequía, podrían considerarse bazofia de la mas inmunda. Luego los comento.

Pero a veces no. Hay ocasiones en las que uno vuelve a pensar que hay esperanza. Y en esta ultima semana mi descubrimiento de un programa que primero ha sido radiofónico y después ha pasado a la televisión, llamado "Un lugar llamado mundo" me ha hecho volver a creer en que la comercialidad y la calidad no están reñidas, y que se puede seguir haciendo buena radio y televisión musical, por mucha jodida crisis que haya. Me ha demostrado que hay gente por ahí que piensa que el mundo no esta lleno de "gilipichis" que escuchan 3 o 4 canciones al año, realizadas en laboratorio y pensadas para alienar aún mas que para otra cosa. No, en el mundo hay mucha gente que quiere oír cada día algo diferente, y después volver a lo de hace años, y nuevamente sorprenderse y pasar la vida así, disfrutando de la magia. ¿Somos raros? Creo que no.

Resulta que, de repente, en un periódico local me topé con un pequeño artículo que hablaba de este programa, que andaba emitiéndose en Canal Plus, o en la Sexta, no lo recuerdo bien. El caso es que el autor - lamento no recordarlo ahora - alababa la calidad de la propuesta, y aunque con cierta cautela tome nota del nombre y no lo eché en olvido.

Ya en casa, días después, lo recordé y lógicamente eché mano del socorrido "youtube" para comprobar si lo que había leído tenia fundamento.Y lo tenia, y bastante.
Y ...¿que es lo que tiene este programa? Pues nada del otro mundo, la verdad. Un presentador creíble, porque se trata de Javier Limón, conocido músico y productor, un tipo que se nota a la legua que si le quitas la música, es capaz de palmarla. Un escenario, músicos que pasan por ahí y tocan en directo, un sofá - si, esto esta muy de moda últimamente - donde el Limón los sienta y les pregunta cosas interesantes - para variar - porque es un tío que sabe de que va esto, y que disfruta tratando con músicos y metido en el tinglado. Eso se percibe nada mas empezar a oírlo hablar, desde el primer programa, en la radio, que se emitió en "Europa F.M", y que si queréis podéis oír e incluso ver pinchando aqui.
Pero...antes de seguir contando, y ya que el blog es mio, y me habéis pillado con ganas de "cháchara", os vais a tener que esperar un poco, porque resulta que tras un enganche total a este programa, mi cabeza empezó a retrotraerse en el tiempo - debo estar haciéndome viejo, porque esto cada vez me pasa con mas frecuencia - haciendo balance de los programas musicales televisivos que han formado parte de mi vida, y algunos de forma muy importante. Así que voy a empezar por el principio, por el gusto de recordarlos. Bueno, algunos...quizás debería olvidarlos pero, lamentablemente, no puedo.

El primer programa del que tengo memoria es aquel uno que se llamaba "Escala en Hi-Fi". Pero la memoria es engañosa, y aunque yo siempre creí que lo había visto en la tele, resulta que he mirado hasta cuando se emitió, y lo dejaron de hacer en el 67. Yo tenia un añito, entonces y, por tanto, difícilmente podría acordarme, pero bueno, podría ser mi subconsciente, vaya vd. a saber. A mi me suena. Seguramente será por haber oído hablar de él.

Joaquin Prat y Laura Valenzuela,
en Galas del Sábado
Del que si me acuerdo perfectamente es de "Galas del sábado", con los entrañables Joaquin Prat y Laura Valenzuela. Posiblemente las primeras imágenes televisivas que mi retina retuvo fueron las de los artistas que pasaron por ese programa de la Primera Cadena (y única entonces en mi ciudad).
Se dejó de emitir en el 70, pero con cuatro años aquí un servidor ya consumía música, eso os lo puedo asegurar. Esto se lleva "en los gérmenes".

Aquí voy a introducir algo que me parece básico en la música en TV: la diferencia entre hacerla en directo, o "hacer el paripé", o...mas finamente y en inglés, "hacer playback", que queda mas elegante, pero no es mas que el mismo timo. Imagino que Galas del sábado era totalmente "en paripé" (creo que me quedo con este término, que es mas español) aunque igual había alguna honrosa excepción. No lo recuerdo, y en cualquier caso, yo era muy pequeñín entonces, y no pensaba en esas cosas tan profundas como que un cantante cantase, o que un guitarrista tocase la guitarra. Me conformaba con ver los dibujos animados cada vez que los ponían, y ahí...todo era playback.

Así que a partir de este momento, incidiré en esta cuestión y veréis como la cosa cambia de la noche al día cuando un programa va en un sentido o en otro. Con sus excepciones, como siempre.

Los payasos de la tele
El siguiente programa musical que recuerdo es "Los payasos de la tele". Vale, vale, puede que se salga de lo estrictamente musical, pero tendréis que reconocerme que Gaby, Fofo, Miliki y Fofito eran buenos músicos y cantaban en directo, ¿o no?. Hay "músicos" por ahí que no sabrían mantener el tipo con el "Hola Don Pepito" en un escenario. Estos tíos eran unas bestias del escenario, y los pongo en mi lista, porque me también me dieron muchas horas de música disfrutable, para la edad que yo calzaba, claro, que debían ser los 7 u 8 añitos.




Gente Joven
Vagos recuerdos tengo también de un programa mañanero llamado "Gente joven" que, por lo poco que me interesó siempre, supongo que estaba pensado y dirigido por "gente vieja". Años despues resulta que por ahí pasaron hasta los "Mecano" cuando aún llevaban pantalón corto. Yo, la verdad, notaba poca diferencia entre ese programa y la misa televisada de los domingos, así que...creo que no lo vi casi nunca. En su defensa diré que creo recordar que actuaban en directo.

Pero siendo ya mozalbete, a finales de los 70 y principios de los ochenta hubo dos programas en televisión que me marcaron, y de que forma!!




Cabecera de "Popgrama"
El primero "Popgrama". Y es muy curioso, porque empecé a desear ver este programa, y a seguirlo "a distancia" a base de leer en la revista Tele Programa como cada semana lo dedicaban a grupos y artistas ya admirados por mi, pero sin poder verlo. ¿Porque?. Pues porque en mi ciudad, Almería, la segunda cadena de nuestra amada TVE llegó muy muy tarde, y por supuesto en el año 79 - calculo que se emitía en esas fechas - aquí no se veía mas que La 1. Bueno entonces, no era La 1, ni siquiera "la primera". Era...sencillamente, la tele, porque no había otra.

Así que fue un programa realmente deseado para mi, porque soñaba semana a semana con poder verlo. Y finalmente pude ver algunos, aunque para mi desgracia, poco después de que en Almeria se viese la 2ª cadena, el programa desapareció de la parrilla. ¡¡¡ Cachis en la mar!!!. Reconozco que el ínclito Carlos Tena no me caía muy bien. Demasiado "graciosillo" para mi gusto, pero bueno...para lo que se veía por la tele, el tío era "un crack". Después se le fue yendo mas la cabeza, empezo a imitarse a si mismo, como un Hermida cualquiera, y a salir en programas raros. Quizas ha sido uno de los primeros "frikis" de la tele, cuando aun no se escuchaba mucho esa palabra. Pero, vale, en la época de Popgrama, aún podía aguantarsele.

Angel Casas, presentando "Musical Express"
Para compensar, por esa época, y no recuerdo si para suplir el hueco dejado por Popgrama, apareció otro programa fundamental en la historia de la música en la TV: Musical Express. ¡¡¡ Este si!!! Este lo vi siempre que pude, que era prácticamente en cada emisión semanal, porque la esperaba con verdadera ansia melómana. Presentado por Angel Casas - y su frenillo y su barbita - por su estudio pasaron grandes de la música, y no solo nacional. Todavía recuerdo el día que llevó a Mike Oldfield, y que yo, en mi afán por captar ese momentazo y dado que en casa aun no teníamos videograbador - posiblemente porque aun no se había comercializado -, cogí una pequeña grabadora de cassette Philips que tenia mi padre - y que aun conservo - la puse al lado del altavoz de la tele y...le di al REC. Y bien que disfruté después escuchar "cienes y cienes" de veces ese programa histórico. Creo que después lo han vuelto a pasar en el Canal Nostalgia, y por youtube podéis encontrar algún fragmento, en el que tocó un tema con el guitarrista gitano Diego Cortes. También, justo el otro día viendo el nuevo documental sobre Antonio Vega - "Tu voz entre otras mil" - en el cineclub de mi ciudad, de repente aparecieron unas imágenes de los Nacha Pop, muy jovencitos, sacadas de su actuación en "Musical Express", y ahí me vi...susurrandole a mi hermana, que estaba a mi lado: "ese programa lo vi yo en directo, el día que lo pasaron por la tele". ¡¡¡ Dios mio!!! Soy como el abuelo cebolleta!!!.
Ni que decir tiene que ambos programas, Popgrama y Musical Express, se nutrían de actuaciones en directo, en plató o grabadas en algún concierto. Programas de verdad, con músicos de verdad, con sangre en las venas. En fin, que os voy a contar. Duraron poco.

El logo de "Aplauso"
Otro programa fundamental para mi generación fue "Aplauso". Si, pienso en el y me viene a la mente ese sonsonete de la presentacion: "Aaaaplauuuuso". ¡¡Que tiempos!!. De este tengo recuerdos dispares, enfrentados y contradictorios pero, en definitiva, muchos recuerdos, eso si. El presentador masculino era Jose Luis Uribarri. Si, si...el experto en Eurovision. Eso ya dice mucho. Andaban por allí también unas jovencitas y buenorras Adriana Ozores. Maria Casal y Silvia Tortosa, que como diría el Sr. Sanchidrian "es lo que le daba calidad al programa", porque el Uribarri siempre fue bajito, gordito y sinsustancia. Se supone que entonces era joven, pero ya parecía un señor mayor, y yo no me creía que a ese "trajeao" le gustase el rock. Igual si, pero vamos...que no daba en el papel de "tio molón" que nos querían vender. El programa hay que reconocer que fue importante para nuestra generación, porque era un escaparate. Allí cabía todo. Lo mismo te salían Los Pecos, y después Phil Collins, que Camilo Sexto y, de repente, Rod Stewart. También había que aguantar aquella sub-sección de "La juventud baila", con el Fradejas y sus pantalones ajustaos, ya que debe haber mucha gente que se piensa que a los que nos gusta la música nos mola bailar. Y normalmente, pues mire vd, pues no.

Pero vamos, que si a uno le gustaba la música y estar al día, como no había otra cosa, pasabas por el aro "uribarriano" - joder, que palabra - , y te tragabas el Aplauso de cabo a rabo, aunque en ocasiones salieses avergonzado hacia el baño, según quien se plantase en ese escenario multicolor y "travoltiano". Por cierto, la costumbre en esa época era que se quedaba para salir a dar una vuelta "después de Aplauso", o bien "después de Fama" (famosa serie musical de la época). Daba igual que fueses de Almería, de Cuenca o de Segovia. Se quedaba después del programa. Cultura popular ochentera.
Ah, se me olvidaba: que ¿como cantaban ahí la mayoría?. Pues si, en "paripé", como podréis imaginar. No se si alguna vez hubo algún directo, pero seria porque se les perdió el disco, que si no, ni de coña.

El "Cifu", en Jazz entre amigos
Y llegamos a final de los 80 - ¿a que soy mas rápido que los de "Cuéntame"? - y de repente descubro eso que llaman jazz. Hace poco escuche a Kiko Veneno contar que Keith Richard dice que todo lo que tiene mas de tres acordes...es jazz. Pues eso. Y apareció, cual hada madrina, pero con barba y cigarro en ristre, el amigo Juan Claudio Cifuentes, y se marcaron en nuestra jodida "caja tonta" el jodidamente mejor programa que la TVE haya parido jamas: "JAZZ ENTRE AMIGOS" (notese que lo pongo en mayúsculas). Tela marinera. En una época en la que al que le gustaba el jazz nos preguntaban directamente de que planeta proveníamos, nuestra televisión nacional tiene los santos huevos de poner un programa semanal dedicado al jazz. ¡¡¡Y duró años!!! Lo que yo pude disfrutar y aprender de la mano del "cifu", con sus parrafadas, sus entrevistas, sus presentaciones de músicos, sus especiales (de Chet, de Parker, de Miles...ufff). Vamos, que a día de hoy...esto no se ha superado.
Muchos años despues, y por azares de la vida que no vienen al caso, he acabado teniendo contacto con él y su número en la agenda de mi móvil, No os podéis imaginar el vuelco que me ha dado el corazón cuando me ha sonado alguna vez el teléfono y he visto "Juan Claudio Cifuentes" en la pantallita. Vamos, que me llama Chick Corea y no me mola tanto.
¿Como?¿que si "Jazz entre amigos" era en directo o en playback?. Pues, a ver, si alguien tiene la habilidad de hacer un programa de jazz en playback, deberían darle el Nobel especial "David Copperfield" a la magia. En el jazz no hay playback que valga, amiguetes. A tocar, con dos cojones, y el que no...pa casa,y esto es lo que hay. Y si te equivocas, pues...te jodes, y espabilas. Que a gusto me he quedao!!!. Si hay alguna música que se pueda catalogar como "de verdad" - y hay muchas - eso es el jazz.

También, y paralelamente a "Jazz entre amigos", de vez en cuando, y como para terminar de dejar claro que en esa época en la TV publica había algún visionario cultural -  al que acabarían despidiendo, si no asesinando, eso seguro - aparecía otro programa llamado "La buena música". Si, vale, el titulo no era muy original, pero ¿para que complicarse?. A veces ponían música clásica - ahí todo el mundo esta de acuerdo en que es buena, aunque no hayan pasado de "Las cuatro estaciones" - pero otras caía jazz del bueno. Recuerdo un concierto de Carla Bley en "La buena música" que todavía vuelvo a ver de vez en cuando. Un servidor se gastaba una pasta en cintas VHS, y grababa todo lo que podía. Y el que guarda, disfruta,

Quizás esta fue la época dorada de la música en TVE, pero todavía hubo alguna que otra "joyita" posterior.
Cabecera de "Que noche la de aquel año"
Por ejemplo, "Que noche la de aquel año" ese programa con tan "beatlemano" título, que condujo nuestro Miguel Ríos, ese roquero incombustible metido a presentador, quizás con poca fortuna en esas lides, pero al que hay que agradecer un programa mas que digno, donde hizo un buen repaso al pop-rock español desde los 60 hasta ese momento. Y en directo también, of course.
Lógicamente, por esa época hubo otros programas que siguieron la estela de "aplauso", donde tenia cabida todo lo comercial del momento, pero como ya os decía..un servidor había caído en las redes del jazz, y durante bastantes años desprecié bastante todo lo que oliese a pop, incluso a rock, con excepciones. Pero entre mis excepciones no estaba visionar semejantes engendros, así que afortunadamente no tengo muchos recuerdos de programas como Rockopop y similares. Y no dudo que por ellos pasaron grandes de la música del momento, pero no tenia yo el cuerpo en ese momento pa esas tonterías.

Miguel Bose, y Alejandro Sanz, en Septimo
de Caballería
Y llegamos a final de los noventa cuando ya estaba perdiendo la esperanza, apareció un programa que me sorprendió bastante, sobre todo por venir de la mano de quien venia, Miguel Bosé: Séptimo de caballeria. Conste que siempre he respetado a Miguelito, pero desde ese programa, empece a respetarlo mucho mas. Nuevamente apostando por música en directo, por allí pasaron Alejandro Sanz, Raimundo Amador, Kiko Veneno, hasta recuerdo un día que llevo a Jackson Browne. Nuevamente se abría una puerta a la esperanza, aunque duró poco. Creo que no llegó a los 2 años de emisión. Pero dejó buen sabor de boca.

Aunque no me apetece mucho, tendré que mencionar a los "realitys musicales". Operación Triunfo dio comienzo a esta moda, o manía, o lo que queramos llamarle. Reconozco que el primer OT lo seguí con atención. Tantas ganas tenia de música, que pensé que iba a estar bien. Y bueno, me gustaba ver los ensayos previos, con las futuras estrellas practicando solo con alguien al piano. El resto, pues era puro espectáculo, no tan lamentable como "Gran hermano", pero...casi casi. Lo que ha venido después ya lo conocemos todos. El último ha sido "La voz". Si, vale, cantan en directo, pero es todo tan artificial, siempre imitando a alguien, tan de plástico, que da un poco de asco, con todos mis respetos a todo el que se pone delante de un micrófono, eso vaya por delante. No es culpa de ellos, es el formato lo que me repugna un poco, aunque reconozco que a veces me pongo a verlos. Joder, es que allá donde oigo música, no puedo resistirme.
Los que si me resultan insoportables son los "realitys" para niños cantores. No se, yo creo que habría que ilegalizarlos, pero en fin...supongo que hay cosas mas importantes. Que cada padre aguante su vela.

Festival de jazz de Vitoria, 2014
Chano Dominguez y Niño Josele
Para ser justo, y acabar con este repaso, he de decir que TVE lleva años emitiendo en verano los grandes festivales de jazz (Vitoria, San Sebastian y San Javier, básicamente). Lo triste, pues que los emiten en lo que las televisiones consideran que es la hora para la cultura: sobre las 3 de la mañana o mas tarde. Afortunadamente, los DVD´s tienen su función "timer" y me paso el verano grabando por la noche, y disfrutando por la tarde. Pero, insisto, es de agradecer, porque al menos lo graban. No entraré en las barbaridades de cortar un tema casi al final, o quitar los bises de los conciertos, cosa que no entiendo, puesto que acto seguido, y suelen ser las cinco de la mañana, pasan un documental sobre la cría del cangrejo siberiano. En fin, cosas de la tele.

En esta misma franja horaria es cierto que se mantiene también "Los conciertos de Radio 3", donde se pueden ver nuevos talentos del pop-rock nacional, y alguno que otro mas consagrado, y siempre tiene su interés. Pero claro también lo suelen emitir sobre las 4 de la mañana, para mi que los ven normalmente los familiares de los que actúan. Y yo, que a veces los grabo. Que manía tengo.

No quiero dejar de citar también un fantástico programa que se emite en TV3 (la televisión catalana, pero que sigue siendo española, por ahora...) llamado "Jazz a l´estudi". Planteamiento sencillo también: Músicos de jazz que entran en un estudio de grabación de verdad, y graban unos temas, asi..sin anestesia. Fantástico. No se si lo siguen emitiendo, pero lo he grabado y disfrutado muchas veces.

Total, acabo de darme cuenta de que todo este rollo era por comentar que el programa "Un lugar llamado mundo" es mi nuevo descubrimiento, mi nueva esperanza, ese que vuelve a hacerme creer en que esto tiene arreglo. Música en directo, bien presentada y bien ejecutada. Si no es tan difícil, y no debe ser tan caro. Si a los músicos, con que nos deis un bocata de mortadela y una cervecita, ya nos vamos tan contentos de haber salido en la tele.
En definitiva, que mi enhorabuena a Javier Limon, como presentador, a Tony Garrido que es el productor, a David Trueba que lo dirige, y a San Miguel que lo patrocina, porque les ha quedado un programa de lo mas interesante. A ver si dura, y sobre todo, a ver si cunde el ejemplo.